Vender o empeñar

Llega la crisis económica y surga la duda, qué hago con mis joyas? Las vendo en un compro oro o las empeño en el Monte de Piedad?

Vender o empeñarQueremos desde El Monte diferenciar claramente ambas situaciones en las que se pueda encontrar en estos momentos.

Una tienda de compro oro, como se las conoce habitualmente, compra las joyas. Tasarán las piezas fundamentalmente por el peso del oro, la mayoría de ellas descontando el peso de las piedras o incluso desengástandolas de su montura, y ofrecerán un importe determinado para comprarlas.

En este caso, el cliente, si acepta el precio, no volverá a ver sus joyas nunca más.

Puede que el compro oro le diga que las puede recuperar, suelen dar de plazo tres o seis meses y cobrar durante ese período un interés mensual (la mayoría de ellos por encima del interés bancario).

La realidad es que se hace muy difícil pagar esa mensualidad y la mayoría acaba perdiendo las joyas.

Por otro lado un Monte de Piedad, no compra las joyas. Ofrece un préstamo donde la garantía son las propias joyas.
La tasación fundamentalmente es por el peso del oro y las piedras preciosas pueden tener una valoración añadida al oro, sobre todo si son diamantes, esmeraldas, zafiros o rubíes, incluso si son joyas de firma tendrán un sobrevalor añadido.
El plazo para recuperar las joyas es de un año y no se cobran intereses mensuales, el cliente paga la totalidad del préstamo junto a los intereses y gastos en el momento de la cancelación o al cabo de un año si quiere prorrogar el contrato.
El tipo de interés del Monte de Piedad se encuentra entre el 7,75 y 9,30% anual y en el caso de nuestro Monte de Piedad no se cobran intereses de demora a otro tipo diferente al nominal.

La mayoría de los clientes acaban recuperando sus joyas y salvando ese momento puntual de falta de liquidez.

Conclusiones:
Vender las joyas en un compro oro es deshacerse de sus pertenencias, empeñar las joyas en el Monte de Piedad es volver a verlas.
Los Montes de Piedad cuentan con personal cualificado para realizar las tasaciones y gozan del prestigio de ser entidades históricas dedicándose a la misma actividad a lo largo de estos años.

 

“Mas de cien años empeñados en darte crédito”.

Llevo mis joyas a tasar al Monte de Piedad, me atiende un tasador gemólogo y titulado.

Examina y analiza las piedras preciosas además del oro o el platino.

Firmamos un contrato anual con posibilidad de renovación al año y sin gastos de cancelación anticipada; puedo recoger mis joyas cuando quiera.

Finalizamos el préstamo y recibo mi dinero con la confianza de haber dejado mis joyas en un sitio seguro y con la certeza de que las voy a recuperar.

Contacta con nosotros

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Síguenos en…

Informe anual 2019

Monte de Piedad